Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, aceptas nuestro uso de cookies; también puedes administrar tus preferencias.
Encuentra más
Centro de Conocimiento BenQ

¿Por qué comprar un monitor gamer de 1080p en 2020?

BenQ
2020/09/24

Queda mucho por delante con la resolución 1080p, con nuevos monitores que ofrecen 144Hz, respuesta de 1 ms, HDR y paneles IPS premium. Este no es el antiguo 1080p, es una versión mejorada que es perfecta para juegos de alta velocidad.

Esa es una pregunta extremadamente válida, especialmente porque recientemente les dijimos que 4K y HDR son la combinación normal del mercado en estos días.

 

Sin embargo, algunos hechos no han cambiado incluso si el paradigma se ha desplazado hacia resoluciones más altas. La regla absoluta del conteo de píxeles del monitor durante más de una década, desde mediados de los 2000 hasta finales de la década de 2010, Full HD 1920 x 1080 todavía tiene mucho que ofrecer. Eso viene en forma de velocidad, densidad de píxeles y, por supuesto, simples consideraciones de accesibilidad. Veremos rápidamente todo esto y más mientras nos preparamos para un renacimiento de mini 1080p en la segunda mitad de 2020.

Alta velocidad por todos lados

Hablando de mejor tecnología y fabricación, el monitor de alta actualización y respuesta rápida finalmente se ha encontrado. Los nuevos que tenemos en mente ofrecen actualización de 144Hz con 1ms MPRT (tiempo de respuesta de imagen en movimiento) y 2ms GtG (gris a gris, la forma más convencional de medir el tiempo de respuesta).

No es ningún secreto que incluso en 2020 (y probablemente durante un par de años más), por pura velocidad, respuesta y competitividad, los monitores 1080p aún ofrecen mejores resultados que los modelos 2K o 4K. Si no estás demasiado preocupado por el recuento de píxeles, 1080p en configuraciones ultra con todo encendido, funcionando en 144Hz y casi sin retraso es el camino a seguir para todos los juegos donde el tiempo de reacción es un factor importante. Eso es especialmente cierto para el multijugador competitivo y los deportes electrónicos. No hace falta decir que los buenos monitores de 1080p incluyen FreeSync Premium para aprovechar al máximo su alta velocidad y rápida respuesta.

Un mejor 1080p: HDR e IPS

Sí, antes de que lo olvidemos, el 1080p de hoy no es el mismo que el Full HD que quizás recuerdes del 2012. Los monitores modernos de 1080p tienen un brillo  de 400 nit / candelas, lo que significa HDR. De hecho, el HDR se ha vuelto inseparable del 4K en la mente de la mayoría de las personas, pero la verdad es que los dos tienen poco que ver entre sí. Podrías tener HDR en un televisor de 480p, no hay nada que lo impida. Como característica premium que requiere una tecnología considerable, HDR proliferó en buenos monitores 4K con excelentes resultados, pero nada impide que aparezca en pantallas de 1080p.

 

Más allá del alto rango dinámico, los nuevos monitores 1080p despliegan paneles IPS que producen magníficos colores y brindan excelentes ángulos de visión. Hasta hace poco tiempo, 1080p estaba esencialmente "bloqueado" en paneles TN económicos, que son agradables y rápidos, pero no ofrecen los mejores colores ni ángulos de visión. Los avances en la fabricación y la tecnología significan que empresas como BenQ tienen la capacidad de implementar mejores componentes y materiales en monitores de todos los niveles y segmentos de presupuesto, incluidos los monitores gamers premium de 1080p.

Dimensiones perfectas

Con 4K lo que se busca son monitores grandes debido a la necesidad de mantener la deseada proporción de 100-110 píxeles por pulgada. Básicamente, se necesita un 32 ”, y cada vez más los fabricantes están recurriendo a paneles más grandes de 43”. Para ser honesto, no todo el mundo quiere lo que es efectivamente un televisor como monitor de juegos de PC. Y aunque un monitor 2K de 27 ”puede ser maravilloso, el mismo tamaño funciona igual de bien para 1080p premium. Un excelente monitor 1080p de 25 ”o 27” tiene el tamaño perfecto para 1920 x 1080 píxeles. Obtiene una calidad de imagen nítida sin el desenfoque y la borrosidad que suelen mostrar algunos monitores 4K más grandes. Para escenarios de usos múltiples, los monitores 1080p en esta clase de tamaño aún funcionan mejor. Obtiene una claridad y un equilibrio de imagen excelentes, ya sea jugando, navegando por Internet, escribiendo, leyendo o publicando imágenes. Cada píxel cuenta.

Excelente para MOBAS

Las battle arenas multijugador online ocupan un nicho especial entre los jugadores. Las audiencias dedicadas invierten miles de horas en los principales títulos MOBA, que se centran en la acción a alta velocidad, el trabajo en equipo y el desarrollo de personajes, también conocido como loot Ni un solo MOBA prioriza los gráficos, y entre sus usuarios, 1080p sigue siendo la resolución predominante de elección. Eso significa que tener un monitor 1080p actualizado con 144Hz, 1ms y HDR inteligente definitivamente serviría para elevar su experiencia MOBA.

 

Incluso si disfrutas de títulos AAA  en una pantalla 4K de 60Hz, tus juegos  MOBA (así como FPS) favoritos se satisfacen mejor con un monitor de 1080p de primer nivel que tiene más del doble de velocidad de cuadros y la mitad del tiempo de respuesta.

 

Entonces, ¿1080p está regresando? No creemos que haya desaparecido nunca. Tal vez lo haga eventualmente, pero no todavía. Para una velocidad de reacción pura y una claridad cercana al metal, 1080p aún tiene una ventaja sobre las resoluciones más altas.

TOP