Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, aceptas nuestro uso de cookies; también puedes administrar tus preferencias.
Encuentra más
Centro de Conocimiento BenQ

Juega teniendo tus dos monitores a 144Hz

BenQ
2020/08/20

Echa un vistazo a lo que se necesita para configurar tus dos monitores gamers de 144Hz. Desde la conexión a la GPU hasta DisplayPort o HDMI y las diferentes formas de configuración en las interfaces de Windows, NVIDIA y AMD.

Varias pantallas crean un gran espacio en el escritorio para realizar múltiples tareas y, por supuesto, jugar.  Los monitores gamers de 144Hz con biseles delgados se apilan muy bien uno al lado del otro, creando una ventana de gran tamaño casi perfecta en tus juegos  favoritos, como las aplicaciones de transmisión. Si eres multitaks, entonces tener varias pantallas es tu mejor opción.

 

Pero en este artículo nos centraremos más en el lado de los juegos y en cómo asegurarnos de que ambas pantallas funcionen a sus 144 Hz nativos, porque, después de todo, es esa dulce acción de alta velocidad de fotogramas en múltiples pantallas lo que anhelas. Sin embargo, recuerda que al optar por la ruta de visualización múltiple, es posible que debas sacrificar píxeles por marcos. Por ejemplo, si optas por dos pantallas QHD / 2K 144Hz, tu tarjeta gráfica tendrás dificultades para hacer frente y es posible que debas reducir la resolución a FHD, aunque incluso entonces necesitarás una GPU potente y de gama alta. .

Casi todo está en la GPU

Cualquier GPU de alta gama tendrá varias salidas de video, por lo que debes conectar cada uno de los monitores a tu tarjeta gráfica directamente. ¡Importante! Necesitarás una GPU bastante potente para ejecutar monitores idénticos de 144Hz. A pesar de los esfuerzos por duplicar pantallas a través del sistema operativo o los controladores de la GPU, la regla general sigue siendo: si tienes dos monitores de 144Hz cada uno con una resolución de 2560 x 1440, su GPU debe poder soportar una resolución real de 5120 x 2880. Eso es considerablemente más que 4K. En los modos de escritorio que no sean 3D, debería estar bien, ya que la GPU tratará ambos monitores como una pantalla de 2560 x 1440, pero para los juegos, la GPU se verá forzada al modo 3D e intentará renderizar cada monitor por separado.

 

Si configuras ambos monitores en 1920 x 1080, tu GPU "solo" necesita manejar en teoría un máximo de 3840 x 2160, que es 4K. Si deseas los 44Hz, entonces 4K a esas velocidades de cuadro requiere la GPU más poderosa disponible actualmente. Opciones como las tecnologías NVIDIA Surround y AMD Eyefinity intentan replicar las pantallas sin un aumento exponencial de la demanda de la GPU, pero es posible que no siempre funcionen con todos los juegos y en cada situación. El mejor consejo es tener una tarjeta gráfica que pueda manejar dos monitores con la resolución y velocidad de fotogramas elegidos.

Productos Recomendados
Monitor Gamer BenQ EX2780Q 144 Hz 27 pulgadas 2K QHD
  • Pantalla IPS 2K QHD de 16:9 y 27 pulgadas
  • Con  HDR y FreeSync para un juego fluido
  • Conectividad con un solo cable USB-C™
Un monitor, una tarjeta

La serie GeForce 20 ofrece compatibilidad con SLI en diversos grados, y las tarjetas Navi 10 de AMD (como la 5700XT) también lo hacen posible con algunos trabajos de configuración. Si puedes tener tarjetas gráficas duales en su PC, entonces tu problema de rendimiento está esencialmente resuelto. QHD a 144Hz es bastante factible incluso para GPU de juegos de rango medio, por lo que dos 2070 funcionarán bien. Claro, será un costo adicional, pero eso es lo que se necesita para ejecutar pantallas duales a velocidades de cuadros tan altas.

¿Qué cables utilizo?

La mejor opción es DisplayPort. Es probable que tu tarjeta gráfica tenga dos salidas DisplayPort, así que simplemente ejecuta un cable desde los puertos de tu tarjeta gráfica hasta los puertos de entrada en tus monitores. DisplayPort tiende a tener una mejor optimización para el uso de PC que HDMI en general. Dado que estamos hablando de pantallas duales de 144 Hz, es posible que HDMI no sea ideal, ya que no está diseñado para velocidades de cuadro tan altas, a menos que desees limitar la resolución a 1080p. HDMI 2.0b puede habilitar 144Hz a 1440p, pero mucho depende del cable, monitor y tarjeta gráfica. Por el contrario, DisplayPort 1.2 y versiones posteriores admiten casi universalmente 144 Hz a 1440p.

 

Con DisplayPort, tienes la opción de conectar en cadena los monitores. Eso significa que en lugar de conectar ambas pantallas con dos cables a tu tarjeta gráfica, usa un cable desde la tarjeta al primer monitor y luego otro cable desde el primer monitor al segundo monitor. No recomendamos esta configuración para juegos, ya que introduce una mayor latencia. Nuevamente, el mejor enfoque es conectar ambos monitores directamente a la tarjeta gráfica a través de DisplayPort.

¿Cómo configuro mis monitores?

Para uso de escritorio, simplemente ve a Inicio, Configuración y Pantalla. Mira la sección Varias pantallas. Ambos monitores deberían estar allí, de lo contrario, haz clic en Detectar para encontrarlos manualmente. Ahora puedes optar por duplicar la pantalla (tener dos escritorios idénticos en los dos monitores) o ampliar (un escritorio gigante que abarca ambos monitores).

 

Pero eso es para uso regular, sin juegos, sin 3D. Si solo configuras las pantallas duales en Windows, es posible que funcionen para juegos, ya que muchos títulos modernos detectan dicha configuración y pasarán al modo de pantalla completa con ventana. Esto realmente ayudará a la GPU, ya que no se contará como dos pantallas distintas. Sin embargo, es casi seguro que no obtendrás 144Hz, sino 60Hz como máximo.

 

Para garantizar un funcionamiento real de los juegos en pantalla completa, la parte más importante de la configuración es a través del centro de control de tu tarjeta gráfica. Para NVIDIA, haz clic con el botón derecho en cualquier lugar del escritorio de Windows, ve al Centro de control de NVIDIA, luego a Pantalla y, a continuación, a Configurar múltiples pantallas. Puedes asignar una pantalla principal y detectar pantallas solo para asegurarte de que se enumeran las correctas.

 

Con AMD, también haz clic derecho en cualquier lugar de tu escritorio de Windows. Ve a AMD Radeon Software, luego Display. Deberías poder ver ambos monitores en la lista. Ahora puedes crear un perfil Eyefinity, que puede ayudar a aliviar algunos problemas de rendimiento y compatibilidad. Ve a AMD Eyefinity -> Configuración rápida hasta el final y sigue las instrucciones.

Entonces, ¿tener dos monitores es bueno?

No te dejes intimidar por toda esta charla sobre rendimiento y configuración. Tener dos pantallas puede ser genial y ayudarte a ser más productivo, lo cual vale la pena. La próxima generación de GPU (al momento de escribir este artículo) no tendrá problemas para manejar QHD 144Hz incluso en el segmento asequible, por lo que hay mucho que esperar.

TOP