Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, aceptas nuestro uso de cookies; también puedes administrar tus preferencias.
Encuentra más
Centro de Conocimiento BenQ

5 características que te harán elegir el mejor proyector para oficina

BenQ
2021/06/08

El proyector se ha convertido en un fuerte aliado de las empresas para hacer más productivas las horas de trabajo. Por ello, es importante invertir sabiamente el presupuesto.

Con estas 5 características asegurarás que el proyector que elijas cubra todas tus necesidades.  

proyector_para_oficina

1.                ¿Tecnología DLP o LCD?

Debes saber que todos los proyectores que hay en el mercado funcionan con una de las siguientes tecnologías: DLP o LCD; entre ellas la tecnología DLP tiene mayores cualidades pues ofrece:

  • Más colores (cuenta con la gama de colores RGB y CMYK), así podrás reproducir tus gráficas y presentaciones con mayor nitidez.
  • Mayor contraste, ofreciéndote una diferencia entre los negros y los blancos muy evidente.
  • Menor degradación del color a lo largo de la vida útil de tu proyector.
  • Menos gastos pues los proyectores con DLP no requieren filtros ya que su sistema óptico está sellado, esto se traduce en una menor inversión en mantenimiento. 

2.                ¿Contraste nativo o dinámico?

Es probable que necesites un contraste notable de los colores para que tus colaboradores o el público al que presentas no se aburra y ponga atención. Para ello, es importante que elijas un proyector con un alto contraste nativo.

El contraste nativo es el contraste real que puede darte tu proyector sin tratar de lograr los colores con otros procedimientos, a diferencia del contraste dinámico que logra los colores valiéndose de algunos “trucos” por así decirlo.

Si en la descripción de características se te indica un alto nivel de contraste, pero es dinámico, entonces es muy probable que no tengas los niveles adecuados de contraste que necesitas, como se ve en la siguiente imagen.

3.                ¿Resolución alta o baja?

La resolución es la cantidad de pixeles ­–que son puntos diminutos de luz– que pueden reproducirse en un espacio determinado. Éstos se expresan usando dos números: la anchura y el alto en pixeles. A mayor número de pixeles, mayor resolución tiene la imagen.

Si vas a adquirir un proyector necesitarás conocer antes la resolución del video o las imágenes que vas a mostrar, por ejemplo Full HD o 4K para videos. En el caso de una oficina, una resolución baja será más que suficiente ya que probablemente lo que proyectarás serán gráficos o documentos que no requieren de un gran detalle.

Por ello, para el uso en oficina te recomendamos resoluciones bajas como la SVGA (800 × 600 pixeles) o resoluciones un poco más altas como la Full HD (1920x1080 pixeles).

4.                ¿Muchos lúmenes o pocos lúmenes?

Los lúmenes son la cantidad de luz que genera la lámpara de tu proyector. Entre más grande sea este número mayor cantidad de luz puede ser emitida por la lámpara.

Regularmente en las oficinas la cantidad de luz que hay en los espacios es mucha, por lo que requieres de un proyector de alta luminosidad. Es decir, un proyector entre 4 mil y 5 mil lúmenes que te permita vencer la luz ambiental.

5.                ¿Tiro corto o tiro largo?

El tiro es la distancia a la que puedes colocar el equipo para generar cierto tamaño de pantalla. Elegir el tipo de tiro, ya sea regular, corto o ultra corto dependerá del espacio de la habitación donde lo colocarás.

 

Para saber cuál es el tiro ideal para el espacio que tienes destinado para tu proyector, te recomendamos visitar la siguiente página: https://projectorcalculator.benq.com/


Ahora ya sabes las características para seleccionar el proyector que mejor se adapte a las necesidades de tu oficina. En BenQ tenemos una serie de proyectores ideales para trabajar; tenemos con resoluciones Full HD y 4K, de tiro regular y tiro corto, de alto lumenaje y todos funcionan con tecnología DLP.

TOP