Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, aceptas nuestro uso de cookies; también puedes administrar tus preferencias.
Encuentra más
Centro de Conocimiento BenQ

Monitor 4K vs. TV para videojuegos: ¿cuáles son las ventajas de los monitores 4K?

BenQ
2018/12/09
Un buen monitor para una experiencia de videojuegos increíble
¿Qué te llevarás de este artículo?

En este artículo se explican las diferencias entre televisores y monitores en lo que respecta a los videojuegos. Descubrirás por qué los monitores 4K son la mejor opción para los videojuegos.

Si tu eres de los que juega en consola y buscas una mejor experiencia de juego, quizás te preguntes qué es mejor para los videojuegos: monitor o televisión. Posiblemente tengas la impresión de no hay diferencias entre ambos cuando se trata de juegos de consola. La verdad es que las televisiones y monitores están diseñados con fines distintos, por lo que ambos aparatos presentan numerosas diferencias en cuanto a especificaciones técnicas. También descubrirás por qué un monitor 4K se adapta mejor a tu mecánica de juego.

Tamaño de la pantalla

Los consumidores prestan mucha atención al tamaño de una pantalla. Esta depende en gran medida de la distancia de visualización, es decir, a qué distancia de la pantalla te vas a sentar. Dado que los televisores no están diseñados para una visualización de cerca, el tamaño de pantalla de estos suele ser significativamente más grande. Los monitores, por otro lado, están diseñados para una distancia de visualización más corta, por lo que presentan un tamaño de pantalla más pequeño y generalmente ofrecen más opciones de tamaño.

Resolución

La mayoría de las televisiones y los monitores de hoy en día cuentan con resolución 4K, lo que significa que tienen la capacidad de ofrecer imágenes más nítidas y detalladas de 3840 × 2160 píxeles. Las televisiones están diseñados para ser visualizados desde lejos y tienen una menor densidad de píxeles. Por lo tanto, si los ves a corta distancia, la imagen acaba pixelada. A los jugadores que usan una pantalla a una distancia más corta para lograr una experiencia de juego más envolvente quizás les interese escoger monitores con una mayor densidad de píxeles. A nadie le gustaría jugar a juegos con imágenes cuya densidad de píxeles es baja.

* En la tabla que exponemos más adelante, se muestran las resoluciones habituales que normalmente tienen las televisiones y monitores.

Tiempo de respuesta

El tiempo de respuesta se refiere al tiempo que tarda un píxel en pasar de un tono gris a otro del mismo color (GtG, gris a gris por sus siglas en inglés) o de un tono negro a blanco. Se mide en milisegundos. Un tiempo de respuesta rápido ayuda a eliminar las manchas en imágenes en movimiento, lo que proporciona una imagen más suave. En monitores, los paneles de tipo TN, incluidos por ejemplo en el BenQ EL2870U, logran el tiempo de respuesta más rápido: 1 ms. Los paneles IPS generalmente alcanzan una frecuencia de respuesta de 5 ms. En cuanto a televisores equipados con paneles de tipo IPS, suelen presentar un tiempo de respuesta mucho mayor, hasta 15 ms, y, por lo tanto, generan “tearing” en la pantalla.

Tiempo de respuesta más rápido e imágenes claras y sin manchas
Conectores

La mayor diferencia entre una televisión y un monitor está en los conectores. Los televisores utilizan principalmente HDMI para la transferencia de señales de vídeo. Para recibir señales, suelen precisar varios conectores, analógicos o de otro tipo. Los monitores están equipados con conectores HDMI y DisplayPort/USB Tipe-C para señales de vídeo. También tienen conectores estéreo de 3,5 mm para entrada y salida de audio. En general, los monitores tienen más puertos para recibir señales de un ordenador. Además, poseen un ancho de banda de mayor amplitud para admitir cotas más altas de resolución y de frecuencia de actualización.

Tras su revisión, ¿ayudará esta comparación a elegir el tipo correcto de pantallas con el fin de lograr una experiencia óptima con los videojuegos? Tal vez si, o tal vez no. Aun así, hay otros factores que debes tener en cuenta para sacarle el máximo provecho a tus videojuegos, como el retraso de entrada, la frecuencia de actualización y FreeSync.

Frecuencia de actualización, retraso de entrada y FreeSync

La frecuencia de actualización es el tiempo que se tarda, por segundo, en actualizar las imágenes del monitor. La mayoría de los monitores pueden admitir una frecuencia de actualización máxima de 120 Hz. Algunos incluso alcanzan velocidades de 144 Hz, garantizando así una imagen más suave. Una muestra de esto último es el monitor BenQ EX3203R.

Muchos fabricantes de televisiones afirman hoy en día que las teles pueden alcanzar una frecuencia de actualización de 120 Hz o incluso de 240 Hz, detalle de sobra conocido entre la comunidad “gamer”, que lo considera una frecuencia de actualización “falsa” o estimulada. De hecho, la frecuencia real de actualización de la mayoría de los televisores sigue siendo 60 Hz. Esto se debe a que cada marca utiliza sus propias técnicas para lograr que las imágenes parezcan menos borrosas durante la visualización de vídeos. Esto no reporta ventajas al desarrollo del juego, ya que las televisiones de este tipo no van a reproducir fotogramas reales a la velocidad de 120 Hz o 240 Hz que se alega.

Los monitores tienen una frecuencia de actualización más alta, por lo que en estos no se generan imágenes borrosas ni se provoca “tearing”. El televisor solo tiene una frecuencia de actualización más baja

El retraso de entrada es lo que tarda entre la recepción de una señal por una pantalla y la visualización en esta de dicha señal. Este retraso afectaría enormemente a la capacidad de respuesta de los juegos. Muchas televisiones poseen lo que se denomina “Modo de juego”, que está diseñado para reducir el retraso de entrada y proporcionar un desempeño del juego más fluido.

Los monitores presentan muchas más opciones para reducir el retraso de entrada, como la compatibilidad con FreeSync o una mayor frecuencia de actualización. AMD se encarga del desarrollo de FreeSync y FreeSync2. La compatibilidad de un monitor con FreeSync o FreeSync2 permite que este pueda sincronizar la frecuencia de actualización de un monitor y la de una consola, suprimiendo así los efectos del “tearing” (seccionamiento de imagen).

Para concluir, si deseas tener una experiencia de videojuegos óptima, un monitor es evidentemente una opción mucho mejor, sobre todo para juegos competitivos que requieren un tiempo de respuesta más rápido, una mayor frecuencia de actualización y compatibilidad con FreeSync. Así podrás disfrutar de juegos fluidos, claros y envolventes. Por último, pero no menos importante, una pantalla que además pueda ofrecerte comodidad de visualización es una característica a tener en cuenta también. Una luz azul baja y la ausencia de parpadeos son elementos básicos; un monitor con Brightness Intelligence y que pueda adaptarse a la luz ambiental ofrecerá comodidad en la visualización o en la experiencia de juego.

Comparativa televisores-monitores

  TV
Monitor
 
Tamaño de pantalla
TV

Grande

Menos Opciones

Monitor

Pequeño

Más opciones

 
Resolución
TV

720P

1080P, FHD

2160P, UHD, 4K

Monitor

1080P, FHD

1440P, QHD, 2K

2160P, UHD, 4K

 
Tiempo de respuesta
TV
Lento
Monitor
Rápido
 
Refresh Rate
TV
Bajo
Monitor
Alto
 
Input Lag
TV
Alto
Monitor
Bajo

Artículo relacionado

TOP
" "