Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, aceptas nuestro uso de cookies; también puedes administrar tus preferencias.
Encuentra más
Centro de Conocimiento BenQ

El primer paso en una mejor fotografía: Elegir un monitor “excelente”

BenQ
2018/06/30

Como aficionado a la fotografía o incluso como fotógrafo profesional, además de tener lentes de cámara adecuados, excelentes habilidades fotográficas, una línea de pensamiento clara y un “ojo de fotógrafo” único, ¿qué otro factor clave es indispensable? La respuesta es: un monitor. El “monitor” mencionado en este artículo es el que colocas en tu mesa de trabajo para ver, seleccionar y editar fotografías. La calidad del monitor es fundamental para la apariencia final de las imágenes, pero su calidad puede variar sustancialmente. Generalmente, estamos acostumbrados a ver la foto en la pantalla de la cámara justo después de tomar una foto. Sin embargo, aún así cargamos a una computadora las imágenes captadas, luego seleccionaremos las imágenes que nos gustaría conservar y las editaremos en un monitor grande. ¿Alguna vez has pensado en esto? ¿Puede el monitor reflejar la exposición y el color de una imagen retocada de la forma esperada? Usualmente no lo hacen. Este es un aspecto que la mayoría de los aficionados a la fotografía descuidan. ¿Cuántas personas realmente piensan en las especificaciones y la precisión del color de su monitor? La respuesta no debe ser difícil de adivinar.

La calidad de un monitor no solo se basa en su valor en cuanto al presupuesto, su precio, su apariencia o qué tanta saturación puede mostrar el monitor. Para identificar un monitor de excelente calidad, los consumidores deben investigar las especificaciones, el material y la tecnología involucrados. No te preocupes si no eres un experto en tecnología. Encontrar un buen monitor no es tan difícil como te imaginas. Simplemente recuerda las siguientes pautas, y no deberías tener problemas para encontrar un monitor que se adapte a tus necesidades.

Si navegas por una plataforma de comercio electrónico en línea, o visitas una tienda minorista de productos electrónicos, lo primero que notarás son los monitores de diferentes tamaños. Los números 23, 24, 27, 28 y 29 pulgadas parecen clamar por tu atención. Pero, ¿qué significan estos números? El tamaño del monitor representa las dimensiones de un monitor, y generalmente se mide en pulgadas. El tamaño de un monitor es la longitud diagonal de su área de visualización, y se convierte de centímetros a pulgadas (1 pulgada = 2.54 cm). Los monitores grandes de formato ancho son la tendencia actual en el mercado (por ejemplo, los monitores de 27 pulgadas, los 16:9). Además de ofrecer una pantalla de área más grande, los monitores de gran formato ofrecen más detalles, lo que es especialmente importante para los fotógrafos que editan imágenes de forma cotidiana. Además, estos monitores pueden acomodar más ventanas y barras de herramientas al mismo tiempo cuando se usa software de edición como Photoshop, Lightroom, VEGAS e iMovie. Por lo tanto, la eficiencia del trabajo puede mejorarse.

Para medir el tamaño de un monitor, simplemente convierta la longitud diagonal del área de visualización en pulgadas. La tendencia en el mercado actual de monitores para el procesamiento de imágenes son predominantemente monitores de 27 pulgadas con una relación de aspecto de 16:9.

La resolución es otro factor que a menudo es malinterpretado por los fotógrafos cuando seleccionan monitores. La resolución de un monitor se refiere a la cantidad de pixeles que puede mostrar. Cualquier imagen, foto o texto que veamos en los monitores se compone de un paquete denso de pixeles. Para diferentes monitores del mismo tamaño, los que tienen resoluciones más altas (más pixeles) pueden mostrar más detalles e imágenes realistas, y ofrecen más contenido.

La resolución se refiere a la cantidad de “pixeles” que contiene la pantalla. Una pantalla de 4K significa 3840 pixeles de longitud y 2160 pixeles de ancho, 4 veces el detalle de una Full HD.

El tamaño y la resolución del monitor son dos entidades completamente diferentes. El primero se refiere a las dimensiones de un monitor, mientras que el segundo se refiere a la cantidad de pixeles que se muestran. Una idea errónea común es que los monitores más grandes tienen una resolución más alta. Lamentablemente, esto no es correcto. Imagínate comparar un monitor de 25 pulgadas con resolución Full HD (1920×1080) y un monitor de 23 pulgadas que tiene resolución 4K (3840×2160). El monitor de 23 pulgadas con resolución 4K (ocho millones de pixeles en el monitor de 23 pulgadas) definitivamente ofrecerá más detalles. Aunque el monitor de 25 pulgadas es más grande, tiene una resolución más baja (solo se muestran dos millones de pixeles en un monitor de 25 pulgadas), lo que significa que la imagen mostrada estará pixelada. Por lo tanto, un monitor grande también requiere una resolución más alta para satisfacer el efecto visual y la calidad de imagen.

Pixel por pulgada (PPP), o la densidad de pixeles, representa la cantidad de pixeles que contiene 1 pulgada cuadrada de área.

¿Alguna vez has experimentado esto? Tú y un amigo o cliente están conversando mientras miran una foto en un monitor, ¿pero descubren que los colores son diferentes desde diferentes ángulos? Este fenómeno es causado por un ángulo de visión estrecho. La mayoría de los monitores utilizados para el procesamiento de imágenes incorpora un panel IPS. En comparación con los paneles TN utilizados en los productos convencionales o los monitores que usan paneles VA, la mayor ventaja del panel IPS es el ángulo de visión de 178° que no muestra desplazamiento de color desde diferentes ángulos de visión. Además, los paneles IPS ofrecen mejores rangos de color y precisión. Desde la perspectiva del aficionado a la fotografía y el profesional de la imagen, el monitor que utiliza el panel IPS es la elección correcta.

El mayor defecto de un panel de TN es el fenómeno del color fundido desde un ángulo de visión estrecho. No es adecuado para el trabajo de un fotógrafo. El panel IPS contiene un amplio ángulo de visión de 178° y alta precisión de color, una primera opción para muchos fotógrafos profesionales.

Generalmente hay una opción en el menú de la cámara para alternar entre AdobeRGB y sRGB, y estos se conocen como espacios de color. El espacio de color también se conoce como gama de colores, el rango de colores que se puede mostrar. En general, AdobeRGB tiene un espectro de color más amplio en comparación con sRGB (por un 35%). Desde la perspectiva de un fotógrafo, un monitor que es capaz de presentar más colores es una ventaja. Sin embargo, además de seleccionar AdobeRGB en la cámara, el dispositivo de salida, como el monitor, también debe ser compatible con AdobeRGB. Un monitor que admita AdobeRGB proporciona detalles de color más precisos. La gama de colores AdobeRGB puede cubrir el espacio de color CMYK utilizado en la impresión y permite a los usuarios obtener una vista previa del color de la imagen impresa en el monitor sin una impresión real.

AdobeRGB tiene una gama más amplia que sRGB, y cubre el color azul-verde en la gama CMYK que sRGB no puede adaptar.

El monitor es compatible con AdobeRGB y, a su vez, podría mostrar colores más ricos, más parecidos a los colores de la naturaleza.

Dado que el color tiene tal importancia para los fotógrafos, entonces no deberíamos preocuparnos si compramos un monitor IPS, ¿no? ¡En verdad no! Cualquier monitor experimentará disminución de brillo y desplazamiento de color después de ser utilizado por un tiempo. Cuando se ignoran estos problemas, no solo provocarán una pérdida en la calidad de la imagen, sino que también mostrarán un desplazamiento de color severo en comparación con las copias impresas. Por lo tanto, se recomienda a los usuarios realizar la calibración del monitor al menos una vez cada seis meses. Algunos fotógrafos que tienen estándares estrictos de color incluso pueden calibrar su monitor cada mes para asegurarse de que los colores mostrados sean siempre precisos.

Hay dos tipos de calibración, específicamente, calibración de software y calibración de hardware. En comparación con la calibración del software, que se limita a ajustar los valores RGB en la tarjeta gráfica, la calibración del hardware calibra el monitor almacenando datos directamente en 3D-LUT dentro del monitor. Las ventajas de la calibración de hardware incluyen la entrega de colores más precisos y la retención de la cantidad máxima de pasos de color en el monitor para mantener la continuidad del color y evitar el perfilado.

La calibración del monitor es muy importante para quien trabaja con imágenes, es la única forma de garantizar que los colores mostrados sean siempre precisos.

La calibración del monitor es algo que necesita ser estudiado. No todos los aficionados a la fotografía o incluso los fotógrafos profesionales tienen una comprensión detallada de la misma. No te preocupes si no sabes nada sobre la calibración del monitor. Algunos monitores profesionales diseñados con el fin de representar imágenes se han sometido a calibración del color antes de llegar al punto de venta, y algunos de estos monitores se entregan con un informe de calibración del color, que es una ventaja para los fotógrafos que saben poco sobre calibración del color. Además, se recomienda a los usuarios comprar monitores con Delta E≤2 en términos de precisión del color. El menor valor implica una reproducción más fiel de los colores, y esto es fundamental para los fotógrafos, que son muy exigentes con los colores.

Los monitores profesionales de BenQ se han sometido a una calibración del color antes de llegar al punto de venta y se lanzan al mercado con el informe de calibración del color.

Los párrafos anteriores incluyen criterios básicos para seleccionar un monitor adecuado para fines de imagen. Sin embargo, hay varias características adicionales a las que puedes estar atento. Estas características ofrecen ventajas adicionales por su trabajo.

1. Cubierta de sombreado:

¿Te sientes frecuentemente inquieta de no poder ver correctamente cuando tu monitor se encuentra directamente bajo una fuente de luz o cuando el sol brilla directamente sobre tu monitor? Aquí es donde una cubierta de sombreado es útil. Al igual que una cubierta de sombreado para lentes, una cubierta de sombreado de monitor bloquea la luz ambiental dispersa para evitar que afecte la imagen que se muestra en el monitor y garantiza un brillo y colores uniformes.

Una cubierta de sombreado bloquea la luz ambiental dispersa para evitar que afecte a la imagen que se muestra en el monitor.

2. Altura y pivote ajustables:

Para los fotógrafos, que a menudo tienen que ampliar las imágenes para confirmar los detalles para la edición, es fundamental contar con un monitor con ajuste rápido de altura, giro y pivote. Por ejemplo, cuando un grupo de personas mira una imagen en un monitor al mismo tiempo, tener un monitor con características de ajuste rápido de altura y de giro ayuda a los usuarios a ajustar la posición óptima del monitor en el menor tiempo posible. Una función de ajuste de pivote permite a los fotógrafos ajustar rápidamente el monitor a una posición vertical, que utiliza el espacio completo de la pantalla al editar fotos de retrato.

Un monitor con ajuste rápido a la altura, giro y pivote, que utiliza el área completa de la pantalla al editar fotos de retratos

3. Cambio versátil entre gamas de colores:

Como se mencionó anteriormente, AdobeRGB y sRGB son las dos gamas de colores más utilizadas por los fotógrafos. Aunque AdobeRGB es generalmente la opción preferida, sRGB a menudo se usa cuando la imagen retocada solo se publica en línea. Cuando necesites procesar dos imágenes tomadas por diferentes fotógrafos y que tengan diferentes gamas de colores, un monitor capaz de cambiar entre diferentes gamas de colores permitirá a los usuarios obtener una vista previa y comparar de inmediato. Esto beneficiará el flujo de trabajo posterior.

Un monitor hecho para fotógrafos ya que es capaz de mostrar imágenes en dos modelos de gama.

4. Hotkey Puck:

Además de estar equipado con todas las características mencionadas anteriormente, un monitor excelente y profesional con una tecla de acceso directo que permite al usuario realizar cambios rápidos en los parámetros es una gran ventaja. El tiempo es el mayor activo del fotógrafo. Por lo tanto, tener los medios para ajustar rápidamente la configuración del monitor o cambiar entre modos definitivamente aumentará la eficiencia del trabajo de un fotógrafo.

El monitor está equipado con un Hotkey Puck para facilitar la edición y mejorar la productividad.

Los consejos mencionados anteriormente ofrecen a los aficionados a la fotografía y a los fotógrafos profesionales recomendaciones y algunos conocimientos básicos sobre cómo seleccionar un monitor adecuado para su flujo de trabajo. En este punto, está claro que hay muchos factores que los consumidores deben tener en cuenta al seleccionar un monitor. Como dice el refrán, “el diablo está en los detalles”. Aunque ninguno de estos conocimientos técnicos es profundo y complejo, tomarse el tiempo para comprenderlos y actualizar su monitor duplicará su eficiencia en el trabajo.

TOP
" "