Este sitio usa cookies. Si continúas navegando, aceptas nuestro uso de cookies; también puedes administrar tus preferencias.
Encuentra más
Centro de conocimiento BenQ

¿Cuál es el mejor panel de monitor para fotógrafos?

BenQ
2018/06/30

La fotografía es una industria en crecimiento donde todos compiten por equipo y técnica. Sin embargo, muy pocos han pensado mucho en el panel del monitor, que es esencial para editar e imprimir fotografías. Cuando se trata de "profesionalismo", la mentalidad fragmentaria es inaceptable. Los monitores tienen una mayor influencia en la entrega del trabajo perfecto de lo que la mayoría de la gente puede imaginar. En ese caso, ¿cómo deben los fotógrafos elegir un monitor que pueda satisfacer sus demandas de edición e impresión de fotos? Hay muchos factores que vale la pena considerar, pero todos están estrechamente relacionados con el tamaño, resolución, contraste, calidad de imagen y otras diferencias entre los diferentes tipos de paneles de monitor. Las siguientes siete preguntas proporcionan algunas pautas para los fotógrafos sobre cómo seleccionar el mejor monitor.

Ya sean fotógrafos o el público en general, lo primero que les viene a la mente mientras eligen un monitor es definitivamente el tamaño. El tamaño de los monitores ha evolucionado desde los monitores de 19 y 21 pulgadas hasta los monitores actuales convencionales de 27 a 32 pulgadas. Desde la perspectiva de los fotógrafos, usar una pantalla más grande para navegar por las imágenes ofrece un mayor disfrute visual. Además, las pantallas más grandes también admiten más ventanas cuando se utiliza software profesional de procesamiento de imágenes, lo que también mejora la eficiencia del trabajo. ¿Es más grande realmente mejor cuando se trata del tamaño del monitor? Desafortunadamente, la respuesta es no. La distancia óptima entre el usuario y el monitor es directamente proporcional al tamaño del monitor. La distancia ideal generalmente es 1.5 veces el tamaño del monitor (la longitud diagonal del área de visualización). En otras palabras, cuanto más grande sea el monitor, mayor será la distancia requerida. Si los usuarios se inclinan demasiado cerca de un monitor, las imágenes que se muestran aparecerán borrosas, lo que tensa la visión y produce incomodidad. Por otro lado, mantener una distancia más larga de la necesaria dejará al usuario incapaz de identificar los detalles de la imagen o incluso los textos. Por lo tanto, más grande no siempre es mejor cuando se trata de elegir un monitor. El tamaño de monitor ideal es óptimo para navegar y trabajar, y a la vez garantizar la comodidad ideal.

Para los fotógrafos, los monitores de 27 pulgadas representan la tendencia actual en el mercado, y también un tamaño altamente recomendado. Esto es por dos razones. En primer lugar, un monitor de 27 pulgadas es lo suficientemente grande como para ofrecer comodidad para el trabajo y para explorar imágenes. También cumple con las demandas del usuario al usar software de procesamiento de imágenes, lo que mejora la eficiencia del trabajo. Además, al abrir dos imágenes simultáneamente, el monitor de 27 pulgadas ofrece un área de visualización suficiente para el procesamiento de imágenes y las comparaciones. En segundo lugar, la distancia óptima del monitor al usuario para el monitor de 27 pulgadas es de 100 cm, que es la distancia a la que la mayoría de los usuarios están acostumbrados cuando usan computadoras para el procesamiento de imágenes.

La ventaja de los monitores de mayor tamaño es que permiten una visualización completa de ventanas y contenido, ofreciendo un mayor disfrute para el usuario al navegar por las imágenes. Los monitores más pequeños tienen una resolución nativa más baja y una distancia entre pixeles más grande, lo que requiere desplazarse o arrastrar para revelar más contenido y funciones.

La mayoría de los monitores están equipados con relaciones de aspecto de 16:9, que se determina dividiendo el ancho por la altura del monitor. Un monitor con un ancho de 16 unidades y una altura de 9 se considera un monitor de formato ancho y tiene una relación de aspecto de aproximadamente 1.78:1. Comparado con el monitor 4:3 tradicional (con una relación de aspecto de 1.33:1), los monitores 16:9 están más cerca de la relación anamórfica (2.39:1) que se utiliza en la industria cinematográfica. Además de ofrecer un campo de visión más completo para mirar películas, los monitores de gran formato también tienen la ventaja de mostrar todas las ventanas y barras de herramientas para los usuarios que trabajan con software de edición fotográfica como Adobe Lightroom y Photoshop, lo que disminuye sustancialmente la necesidad de desplazarse o cambiar entre ventanas y facilitando al usuario utilizar completamente la pantalla.

La ventaja de tener un monitor con una relación de aspecto de 16:9 es que la pantalla se puede utilizar integralmente cuando se ejecuta software de edición de fotografías como LR o PS, lo que a su vez aumenta la eficiencia del trabajo.

El panel de pantalla de cristal líquido (LCD) es la pieza más importante de componente utilizada en un monitor. El panel LCD muestra directamente el contenido y los colores para que los usuarios los vean. Sin embargo, los diferentes tipos de paneles LCD tienen diferentes ventajas y desventajas, que afectan en gran medida el resultado y la precisión de la pantalla. En general, los paneles Twisted Nematic (TN), Vertical Alignment (VA), e In-Plane Switching (IPS) son los tipos de panel más comunes en el mercado. Las características de estos tres tipos de paneles se explican en detalle en los siguientes párrafos.

Los monitores con paneles IPS poseen un ángulo amplio de visión de 178° y una gran precisión de color, lo que los convierte en la mejor opción para muchos fotógrafos profesionales.

Paneles TN

La ventaja más notable del panel Twisted Nematic (TN) es su bajo costo de fabricación. Por lo tanto, los paneles TN se usan comúnmente en productos de nivel de entrada o de nivel medio. Otra ventaja del panel TN es su corto tiempo de respuesta, por lo que la mayoría de los monitores asequibles diseñados para jugadores profesionales emplean el panel TN. Sin embargo, el rendimiento del panel TN en color, contraste y ángulo de visión es comparativamente débil. En particular, el ángulo de visión estrecho del panel TN reproduce diferentes resultados cuando se ve desde diferentes ángulos (un fenómeno conocido como desplazamiento de color), lo que hace que los monitores con panel TN sean menos que ideales para el procesamiento de imágenes.

Panel VA

La mayor ventaja del panel de alineación vertical (Vertical Alignment, VA) es su alto contraste de blanco a negro. En particular, el panel VA ofrece un excelente despliegue de negro. Además, el panel VA nativo de 8 bits proporciona un máximo de 16.77 millones de colores (8 bits para rojo, verde y azul), ofreciendo reproducción de color superior y transición de color en comparación con el panel TN nativo de 6 bits, que solo puede mostrar 260,000 colores. Sin embargo, dos de las desventajas más importantes del panel VA son el tiempo de respuesta lento y un ángulo de visión que es más grande que el panel TN pero más pequeño que el panel IPS.

El panel IPS

El panel de conmutación en plano (IPS) es el panel LCD más conocido utilizado en los monitores de procesamiento de imágenes profesionales. La característica más notable del panel IPS es el ángulo de visión de 178° que garantiza una apariencia de color uniforme cuando se ve desde cualquier ángulo. Por lo tanto, efectivamente reduce el desplazamiento de color, un problema común entre los paneles TN. Además, algunos paneles IPS recientes empleados en monitores de procesamiento de imágenes profesionales incluso ofrecen una profundidad de color de 10 bits con una capacidad de reproducción de color de 1.07 mil millones de colores y una tasa de cobertura de AdobeRGB del 99% para una reproducción de color realista. En resumen, estas son las razones por las que la mayoría de los monitores diseñados para el procesamiento profesional de imágenes están equipados con paneles IPS.

Los monitores profesionales de alto nivel generalmente están equipados con paneles IPS de 10 bits que pueden generar más de mil millones de colores, ofreciendo una mayor autenticidad en la reproducción del color.

La resolución se refiere a la cantidad de "puntos" que un monitor puede mostrar. Cuando se ven bajo un objetivo macro o una lupa, los monitores LCD se componen de una gran cantidad de "puntos". Todas las imágenes y textos que se muestran en un monitor se componen de estos "puntos". Por lo tanto, cuando se muestra un mayor número de "puntos" en un área de superficie fija, se reproduce una imagen más detallada. Cuando una pantalla está etiquetada como Full HD, lo que hace recordar a la mayoría de las personas, que el monitor tiene 1920 puntos (pixeles) de ancho y 1080 puntos (pixeles) de altura. El resultado de estos dos números multiplicados es 2,073,600 puntos, que representa la resolución del monitor.

Una comparación de QHD, UHD, FHD y HD. 4K UHD ofrece detalles y autenticidad superiores a los del monitor Full HD.

PPP es la abreviatura de "pixeles por pulgada", que se refiere a cuántos "puntos" existen en una pulgada. En esencia, la definición de PPP es casi idéntica a la de resolución, y la única diferencia es la unidad, que es una pulgada en lugar de toda el área de superficie de un monitor. Del mismo modo, un PPP más grande indica que el monitor puede mostrar una imagen con más detalles. La ecuación para calcular los puntos por pulgada (PPP) es la siguiente:

PPP = (resolución de ancho ^ 2 + resolución de altura ^ 2) ^ 0.5 / tamaño de monitor (pulgada)

Esta ecuación indica que el PPP está determinado por el tamaño y la resolución de un monitor y que un monitor de gran tamaño no garantiza necesariamente un PPP alto. Por ejemplo, imagine dos monitores diferentes con las siguientes especificaciones:

El PPP de un monitor de 27 pulgadas, con relación de aspecto de 16:9, con resolución de 1920 × 1080 es 82.

El PPP de un monitor de 24 pulgadas, con relación de aspecto de 16:9, con resolución de 3840 × 2160 es 184.

No es difícil identificar cuál de los dos monitores ofrece una imagen más detallada. Se recomienda a los fotógrafos que seleccionen un monitor profesional con al menos 100 PPP, que ofrecerá una mayor precisión para editar y comprobar los detalles de la imagen.

Izquierda: El PPP de un monitor de 27 pulgadas, con relación de aspecto de 16:9, con resolución de 1920 × 1080 es 82.

Derecha: El PPP de un monitor de 24 pulgadas, con relación de aspecto de 16:9, con resolución de 3840 × 2160 es 184.

PPP se refiere a la cantidad de "puntos" dentro de una pulgada de un monitor; un monitor con un PPP más grande puede exhibir más detalles.

"Contraste" es una palabra común tanto para fotografía como para monitores. La relación de contraste se define como la relación entre la luminancia del blanco más brillante y el negro más oscuro que puede mostrar un monitor. En general, una relación de contraste más alta indica que el monitor puede mostrar un rango de luminancia mayor, lo que brinda una calidad de imagen más natural y consistente. Dos factores adicionales que requieren mucha atención son la relación de contraste nativa y la relación de contraste dinámico, que a menudo aparecen en las especificaciones del producto.* ¿Cuál es la diferencia entre el contraste nativo y la relación de contraste dinámico? En resumen, el panel determina la relación de contraste nativo en fábrica. Los fabricantes generalmente determinan la relación de contraste nativa de acuerdo con el posicionamiento del producto y las demandas del público objetivo. Después de que se produce el monitor, se usa un analizador de color para medir la luminancia máxima y mínima en el centro del monitor. El cociente de los dos valores es la relación de contraste nativa. Por otro lado, la relación de contraste dinámico se refiere al uso del chip IC integrado en el monitor para controlar varios ajustes relevantes de acuerdo con el contenido dinámico que se está reproduciendo (por ejemplo, videos o juegos) y, en última instancia, para mejorar el efecto de contraste de la pantalla. Para fotógrafos y usuarios que buscan monitores para procesamiento y navegación de imágenes, el contraste es un factor determinante para comprar un monitor. Por lo tanto, se debe tener en cuenta la relación de contraste nativa. La mayoría de los monitores utilizados para el procesamiento de imágenes tienen una relación de contraste nativa de 1000:1. Por lo tanto, los profesionales deben utilizar esta regla como su estándar, y seleccionar un monitor dentro del presupuesto y al mismo tiempo cumplir con sus demandas.

En general, un monitor con una relación nativa alta también tiene una alta relación de contraste dinámico, lo que ofrece una reproducción ideal para explorar, editar o mirar videos.

¿Alguna vez entraste en un hipermercado y te diste cuenta de que algunos monitores reflejan como un espejo (monitores brillantes), mientras que otros parecen haber sido vidriados con una capa desagradable y turbia (acabado mate)? La diferencia entre estos dos tipos de monitores surge de diferentes métodos de procesamiento de superficie del panel. Aunque los monitores brillantes son más “visualmente” agradables, pueden causar deslumbramiento o reflejos cuando se usan bajo una fuente de luz. Actualmente, no hay forma de resolver el problema de reflexión del monitor brillante.

Además, es más probable que los monitores brillantes muestren manchas de huellas dactilares o acumulen polvo, lo que dificulta gravemente el juicio y la eficiencia de trabajo de los usuarios cuando procesan imágenes, para quienes la calidad de imagen precisa y los detalles de color son de máxima importancia. Los monitores mate, por otro lado, están hechos de silicio cristalino, lo que significa que los monitores mate difunden de manera efectiva la luz ambiental, lo que suprime con éxito el reflejo y la reflexión. Un monitor mate equipado con un panel IPS, que ofrece un ángulo amplio de visión y altas propiedades de reproducción del color, es la mejor opción para los profesionales que trabajan en el procesamiento de imágenes o para los usuarios que buscan monitores de alta gama.

Los monitores con una pantalla brillante pueden parecer más atractivos estéticamente, pero a menudo generan reflejo, lo que es muy perjudicial para los fotógrafos. Los monitores con pantalla mate, que suprimen el reflejo y combinan las ventajas de los paneles IPS, son una excelente opción para los fotógrafos.

TOP